CLAVES PARA AFRONTAR UN NUEVO CONFINAMIENTO

Casi ha pasado un año desde que se anunció el confinamiento del país. A muchos les parecerá una eternidad y a otros que está más cerca de lo que les gustaría. Actualmente, estamos ante una tercera ola que amenaza a muchos territorios con un nuevo cierre. En esta situación, no es extraño preguntarnos: ¿estamos preparados para volver a quedarnos en casa?¿hemos aprendido a convivir entre nosotros?¿qué cambios haremos con respecto a la vez anterior?¿este confinamiento será más llevadero?

El temor a un nuevo confinamiento se suma a las dudas con respecto a cómo será y cómo podremos manejarlo. Por eso, en este post intentaremos daros unas claves para intentar ayudaros con la incertidumbre:

  1. Centrarnos en lo que podemos controlar: no podemos saber cuándo podremos hacer vida normal, esto genera emociones que muchas veces nos desbordan. Es importante focalizar nuestra atención en actividades o situaciones que podamos manejar. En este sentido, crearnos una rutina nos ayudará a no perdernos por el camino, a no abarcar más de lo que podemos o a caer en la procrastinación.
  2. Ejercicio y alimentación saludable: hacer un menú semanal e intentar hacer ejercicio nos asegurará un equilibrio físico.
  3. Convivencia: hemos pasado ya un confinamiento, ahora conocemos las situaciones que nos desesperaban o las que nos ayudaban a manejar la ansiedad. Usemos esa información a nuestro favor con las siguientes recomendaciones:

– Comunicación: si vivimos acompañados no debemos olvidar que la otra persona también está pasando por la misma situación que nosotros. Debemos trabajar la empatía e intentar crear un espacio donde poder hablar de las cosas que necesitamos cambiar para mejorar la convivencia: ¿hay mucho desorden en casa?, ¿no se lavan los platos?, ¿siempre está el mismo canal de televisión?… Situaciones que quizá en el pasado no tenían tanta importancia puesto que no estábamos 24 horas juntos, ahora se vuelven un mundo. Hemos aprendido mucho del primer confinamiento, por lo que podemos adelantarnos a la aparición de nuevos problemas si nos comunicamos y generamos cambios, facilitando una nueva convivencia.

– Empatía y flexibilidad: cada persona maneja unas situaciones o emociones mejor que otros. Esto permite que situaciones que a uno le desbordan, el otro puede ayudar a calmar. Por eso, tenemos que trabajar juntos para poder aprender los unos de los otros. Nuestros compañeros de confinamiento son apoyos, no enemigos.

– Buscar espacios para nosotros mismos: leer, meditar, cocinar,… es importante tener un lugar donde poder estar solos y mantener nuestra individualidad.

– Agradecer a nuestros familiares, parejas, hijos o compañeros de piso el esfuerzo que realizan para facilitar la conciencia.

4. Encontrar distracciones: tanto solos como acompañados.

5. Evitar la sobreinformación: he oído a muchas personas decir que hubo un momento en el que apagaron la televisión, la radio, los teléfonos… No soportaban la cantidad de información que llegaba diariamente sobre el coronavirus. La vida se redujo a la pandemia y con ello, la ansiedad comenzó a incrementar. En esta tercera ola, si bien es importante mantenerse informado, no es necesario monopolizar esta información con la pandemia.

Finalmente, una recomendación con respecto a los pequeños de la casa. Hemos de tener en cuenta que los niños son como antenas parabólicas que se enteran de todo pero sin llegar a tener la misma capacidad de procesamiento que un adulto. Muchas veces son conocedores de que “algo pasa” pero no se les suele intentar explicar la situación por miedo a cómo vayan a afrontarlo o para protegerlos. Debemos saber que esto sólo genera más ansiedad en ellos. Es fundamental, por tanto, explicarles con tranquilidad y seguridad lo que sucede. E informarles de una forma adecuada a su edad no solo no los hará daño, sino que generará un ambiente de seguridad donde podrán expresar sus emociones sabiéndose protegidos.

Es nuestra tercera ola y hemos aprendido mucho con la primera y la segunda, así que -como diría Frida Kahlo– no debemos olvidar que: “Al final del día, podemos aguantar mucho más de lo que pensamos que podemos”.

Comparte este artículo en

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Suscríbete a nuestro boletín

No te pierdas de las noticias de Psikids

Aquí tienes mas para explorar

Solicita información

Pide cita o solicita información rellenando el formulario de contacto
o llámanos al 91 799 30 87

Pide cita online en uno de nuestros centros