CLAVES PARA DETECTAR TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO EN LA ADOLESCENCIA

Trastornos del comportamiento

La adolescencia es una etapa de crisis que se caracteriza, además de por los cambios fisiológicos conocidos, por unos cambios psicológicos que suelen producir el desconcierto de muchos padres. Algunos de estos cambios pueden ser:

–          Necesidad de autoafirmarse y de autonomía, con tendencia al oposicionismo.

–          La irritabilidad, y en ocasiones, agresividad ante la frustración.

–          Las fluctuaciones emocionales.

–          La importancia que se le otorga al físico.

–          Los sentimientos de inseguridad.

En ocasiones la agresividad, el incumplimiento de las normas y el desafío a las figuras de autoridad, llegan a constituir un trastorno de comportamiento con repercusión a nivel social, académico y familiar.

TRASTORNOS DEL COMPORTAMIENTO EN LA ADOLESCENCIA LAS CLAVES PARA DETECTARLO, IMAGEN DE MUCHACHO CUBRIENDOSE LA BOCA

En primer lugar, es importante poder diferenciar estas peculiaridades que presenta la adolescencia de un Trastorno del comportamiento establecido con desafío y enfrentamientos a las figuras de autoridad, falta de respeto, de límites, enfrentamientos con iguales y episodios de agresividad física o verbal, llegando incluso a cometer robos y a atentar contra la propiedad de terceros.

En segundo lugar, hay que tener en cuenta que los Trastornos del comportamiento más frecuentes en el adolescente suelen aparecer como un trastorno comórbido, es decir, junto con otros trastornos psiquiátricos. Lo más frecuente es que sea secundario a un Trastorno por Deficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), y posteriormente a un trastorno depresivo, ansioso, un trastorno por consumo de sustancias o un trastorno psicótico.

Finalmente, existen adolescentes con conductas hostiles y desafiantes, con dificultad para aceptar límites y normas que cumplen criterios para un Trastorno Oposicionsita y Desafiante, y otros casos en los que las alteraciones de conducta llegan a producir agresión y violación de los derechos de los otros constituyendo un Trastorno Disocial sin patología comórbida asociada.

Es importante la observación y detección precoz de estos síntomas para evaluar y tratar estos problemas de forma adecuada antes de que estas conductas se establezcan como un hábito del adolescente .

El compromiso familiar y la información que pueden aportar (recogiendo también información del colegio, profesores…) es fundamental para la búsqueda de profesionales y para su posterior tratamiento en el que se deberán incluir pautas de manejo a los padres y apoyo.

Mercedes Loro, Psiquiatra en Psikids

Quieres conocer nuestro instagram click aquí

Comparte este artículo en

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Suscríbete a nuestro boletín

No te pierdas de las noticias de Psikids

Aquí tienes mas para explorar

Solicita información

Pide cita o solicita información rellenando el formulario de contacto
o llámanos al 91 799 30 87

Pide cita online en uno de nuestros centros