Cuando dos personas deciden separarse, pasan por momentos emocionalmente difíciles de sobrellevar, pero aun cuesta más cuando fruto de esa unión has tenido hijos

En esos momentos y con tal cúmulo de emociones, los padres, de forma consciente o inconsciente, pueden caer en los siguientes errores con respecto a sus hijos

  • Hablar mal del otro progenitor. 
  • Hablar mal de toda la familia contraria. 
  • Explicarle detalles del proceso de divorcio/separación como lo referido a la custodia, la parte económica etc.. 
  • Hacerle ver, quien se lo explica, que él o ella tiene razón, no la otra parte e incluso poner al niño entre la espada y la pared, haciéndole ver que debe posicionarse por alguno de los dos. No pensar que los dos padres son necesarios para el desarrollo emocional del hijo. 
  • Pedirle, de forma directa o indirecta que haga de espía o usarle de mensajero entre los dos adultos. 

Por ello, aunque en ocasiones resulte costoso hacerlo, especialmente en el polo emocional, a continuación exponemos pautas que favorecen siempre a los hijos

  • Lo primero es explicar de forma conjunta a los hijos la situación y los cambios que percibirán de forma sencilla, así como expresarles que van a seguir siendo muy queridos por los dos, que siempre serán sus padres, y les cuidarán siempre. Observar cómo reaccionan e intentar contestar las preguntas de forma clara, cuidando y mirando por su salud emocional. 
  • Aunque no apetezca en esos momentos, siempre escuchar los sentimientos del hijo; propiciar en el proceso momentos en los que puedan expresarlos, con un diálogo abierto, considerando que puedan tener opiniones y emociones distintas a la persona que le esté escuchando, padre o madre (o a ambos progenitores). Según vaya pasando las distintas etapas evolutivas irán comprendiendo y asimilando más factores de este evento e irán haciendo preguntas parecidas pero con distintos matices. 
  • Si el hijo se siente culpable de la situación de divorcio, quitárselo de la cabeza. Si les ven como culpables hay que contestar a las preguntas (en función de la edad), para soliviantar sus inquietudes y preocupaciones con mensajes claros y sencillos y con la mayor neutralidad posible. 
  • Mantener siempre a los hijos alejados de las discusiones y decisiones a tomar (especialmente en edades infantiles). Quizás este sea uno de los puntos más importantes en este proceso y la futura evolución de los hijos. 

En esencia, el hijo debe quedarse con la idea que siempre tendrá a su padre y su madre, que estarás a su lado en sus momentos especiales, en los alegres y tristes; que ellos ya no son pareja pero sí son sus padres y lo serán siempre y favorecerán su integridad, intentando mantener, en la medida de lo posible, una buena relación porque le quieren.  

CONSEJOS PARA USAR LAS TECNOLOGÍAS A NUESTRO FAVOR EN EL MEDIO FAMILIAR
PHUBBING

¡Suscríbete a nuestro blog para no perderte nada!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Escuela de Padres by PsiKids y recibir notificaciones de nuevas entradas.

1
Hola ¿En que podemos ayudarte?
Powered by