Hambre emocional y coronavirus: por qué comemos más (y peor) cuando nos aburrimos.

Hambre emocional y coronavirus: por qué comemos más (y peor) cuando nos aburrimos.

Estos días de confinamiento, es más frecuente que nunca oír cosas como: “estoy comiendo por ansiedad”, “como mucho porque me aburro” o “como porque estoy agobiad@/aburrid@/ansios@”, y es normal. Estos días podemos sentir un cóctel de emociones, lo que puede conducir a...
1
Hola ¿En que podemos ayudarte?
Powered by