LA DISLEXIA: UNA ETIQUETA PARA TODA LA VIDA

El viernes pasado, 8 de octubre, celebramos el Día Internacional de la Dislexia.

Actualmente, la incidencia en dislexia es aproximadamente de un 10%. Eso implica que muchos niños, e incluso adultos, no saben que tienen dislexia.

En ocasiones, nos surgen este tipo de dudas: “Mi hijo escribe algunas letras y números al revés, se come letras de las palabras, tiene una caligrafía desorganizada y junta demasiado las letras, nos han llamado del colegio para comunicar que no lee  o escribe correctamente”.

Lo primero que debemos hacer es plantearnos si estamos ante un diagnóstico de dislexia realizando siempre un estudio o evaluación para, posteriormente, tomar todas las medidas necesarias en los diferentes ámbitos. De este modo podremos evitar casos de fracaso escolar o que el aprendizaje del niño se vea afectado debido a su mala ortografía y lectura.

Debemos tener en cuenta que un diagnóstico de dislexia es una etiqueta para toda la vida, por tanto no se debe realizar hasta que el niño este inmerso en la fase de aprendizaje de la lectura y escritura. No tener un diagnostico hasta 2º de primaria, no implica que el niño no haya tenido un seguimiento previo (detección precoz) para estimularle, comprenderle, acompañarle y ayudarle, desde que se manifiestan las primeras dificultades y así evitar condicionarlo al fracaso.

El diagnóstico no es seguro hasta alcanzar al menos los siete años de edad en la que se supone que se han adquirido las habilidades del lenguaje escrito.

dislexia (niño pintando en una pizarra)

¿QUÉ ES LA DISLEXIA?

La Dislexia es una dificultad de aprendizaje de la lectoescritura. Estos niños no presentan ningún inconveniente físico, psíquico ni sociocultural. La dislexia es un trastorno del aprendizaje de la lectoescritura que se caracteriza por influir sobre la capacidad de la lectura, la escritura, la realización de cálculos y la memoria a corto plazo. Es de carácter persistente y muy específico que se da en la edad infantil. Se manifiesta como una dificultad para la distinción y memorización de letras o grupos de letras, mala estructuración de frases, etc.

La dislexia afecta tanto a la lectura como a la escritura. En la edad infantil, el niño disléxico suele tener dificultad para leer con precisión y con fluidez. Además, puede que estos niños tengan dificultad con la comprensión lectora, con la ortografía y con la escritura. Normalmente, su cerebro no interpreta bien ciertos tipos de información. Ya puede ser una letra, un sonido o hacerlos coincidir para mezclarlos y hacer una palabra.

Cabe destacar que se da en niños y niñas que no presentan ningún problema físico, psíquico ni sociocultural.

La dislexia es un trastorno neuropsicológico con fuerte carga hereditaria. Es decir, no es de extrañar que un niño con dislexia tenga padres disléxicos.

PRINCIPALES SÍNTOMAS

Los principales síntomas para poder diagnosticar un trastorno específico del aprendizaje con dificultades en lectura, es decir, una dislexia son:

  • La velocidad lectora. Es inferior a la esperada para su edad cronológica; son niños que leen muy lento, con esfuerzo y/o vacilaciones.
  • Dificultad en comprensión lectora. Activar los conocimientos precisos, generar inferencias, advertir la estructura y organización del texto.
  • Falta de exactitud lectora. Existe dificultad al decodificar la correspondencia entre grafema y fonema, aparecen omisiones, inversiones, sustituciones, etc.
  • Dificultades en la escritura. La grafía puede llegar a ser ilegible, en espejo, mezclando mayúsculas y minúsculas. Errores en ortografía, segmentación y organización del texto.
  • Dificultades en las matemáticas. Dominio del sentido numérico, el cálculo (por ejemplo; comprender mal los números y sus relaciones, perderse en el cálculo e intercambiar procedimientos).La discalculia, es la que normalmente se conoce como dislexia con números o dislexia numérica.
  • Dificultades para mantener la atención. Baja resistencia a la fatiga en tareas de lectura que implican esfuerzo mental sostenido.
  • Dificultades con la orientación temporal. Complicaciones en el aprendizaje de series como los días de la semana, meses, etc.
  • Dificultades en la orientación espacial. Alteración en la integración izquierda- derecha.
  • Dificultades en la motricidad fina y gruesa. Ponerse la ropa, abrochar botones,  subir o bajar cremalleras, cortar con tijeras, etc.
  • Dificultades para el razonamiento y la automatización. Aplicar conceptos, aprender las tablas de multiplicar, etc.
  • Rechazo a la escuela. Inseguridades y baja autoestima.

TIPOS DE DISLEXIA

Existe una clasificación de los tipos de dislexia según el origen de la misma. Es decir, existen dos tipos de dislexia según cuando aparece:

  • Adquirida: aparece por haberse causado una lesión cerebral.
  • Evolutiva: no aparece por una lesión del cerebro en concreto. Normalmente, es la que más se producen en la edad infantil.

Por otro lado, existe otra tipología dependiendo de los síntomas que suelen darse en los pacientes:

  • Superficial: es la dificultad relacionada con la visualización, ya que los pacientes leen utilizando una ruta fonológica. Es decir, estos niños no tendrán problemas al leer palabras normales pero sí que tendrán problemas con palabras irregulares de otros idiomas. Además, la velocidad suele ser más lenta ya que al aumentar la longitud de las palabras cometen más errores con ellas.
    • Fonológica o indirecta: debida a un mal funcionamiento de la ruta fonológica. Normalmente, estos niños deducen en vez de leer. Por lo que, suelen tener bastantes errores de lectura. Pueden leer palabras familiares, pero les resultará complicado ejecutar palabras que no conozcan.
    • Mixta o profunda: debida a daños que se producen en los procesos de lectura, procesos fonológicos y procesos visuales. Por ello, suelen producirse bastantes errores semánticos.

La conciencia fonológica es una habilidad del lenguaje que se adquiere de forma temprana y que es la clave para poder leer. El logopeda es el profesional que desde la edad infantil podría ayudar a su hijo con la dislexia.

Paula Cid, logopeda en Psikids.

Si quieres puedes seguirnos día a día en nuestra cuenta de Instagram.

Comparte este artículo en

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Suscríbete a nuestro boletín

No te pierdas de las noticias de Psikids

Aquí tienes mas para explorar

Solicita información

Pide cita o solicita información rellenando el formulario de contacto
o llámanos al 91 799 30 87

Pide cita online en uno de nuestros centros