¿POR QUÉ ES IMPORTANTE JUGAR?

El “juego”, palabra que significa broma y diversión en latín, es fundamental para el desarrollo del pensamiento. La importancia del juego es debida a tres aspectos: psicológico, pedagógico y social. El juego es una necesidad natural e innata en el ser humano y le acompaña en todas las etapas de su vida. Desde que nacemos, el juego está presente, desarrollando funciones y capacidades que ayudan al niño en su crecimiento y proceso de aprendizaje. Y jugar es importante por tres razones:

1. Jugar prepara al niño para desarrollar sus actividades en la edad adulta. Ya lo decía Karl Groos (1902): “el gato jugando con el ovillo aprenderá a cazar ratones y el niño jugando con sus manos aprenderá a controlar su cuerpo”. Es decir, con el juego el niño aprende y lo aprendido lo pondrá en práctica en el futuro. Por ejemplo, lo que hace con un perro de peluche cuando es niño, lo hará con un perro cuando sea adulto.

2. Jugar forma parte de la inteligencia del niño. Es a través de la evolución del juego que los niños adquieren conocimientos. El juego es para el niño no sólo un entretenimiento, sino también un trabajo, ya que con él va adquiriendo conocimientos, mejorando sus capacidades y viviendo nuevas experiencias. Y sobre todo, el juego es un medio para que el niño se exprese libremente, fomenta su individualidad y personalidad y le ayuda a adquirir confianza e independencia. Para Jean Piaget (1956) el juego es una “lógica” que adopta diferentes formas a medida que la persona va creciendo. A lo largo del crecimiento infantil, el carácter del juego va cambiando también ya que está relacionado con los diversos cambios de conducta a medida que el niño va creciendo y madurando.

3. Jugar es una actividad social. Lev Semyónovich Vigotsky (1924) afirmaba que el juego surge como necesidad de contacto con los demás. Jugando, el niño crea un vínculo de unión con otros niños y gracias a su carácter social y cooperativo, consigue adquirir papeles o roles complementarios al suyo propio. Además, con las reglas del juego, el niño aprende a ganar y a perder. Y por encima de todo, el juego, con su carácter simbólico, contribuye a desarrollar su imaginación. Por ejemplo, cuando el niño corre con una escoba vestido con una capa, imagina que es un príncipe cabalgando en su caballo.

¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES FUNCIONES QUE TIENE EL JUEGO EN LA VIDA INFANTIL?

Cuatro son las principales funciones del juego en la etapa infantil:

· Educativa. El juego estimula el desarrollo intelectual y la creatividad del niño.

· Física. Con el juego el niño además de consumir energía física, desarrolla habilidades motrices y aprende a controlar su cuerpo.

· Emocional. El juego es una herramienta para que el niño exprese sus emociones que muchas veces no puede expresar con palabras.

· Social. A través del juego el niño se va haciendo consciente de su entorno cultural. Es un ensayo para experiencias futuras ya que él va entendiendo el funcionamiento de la sociedad y de las acciones de las personas.

¿CÓMO SABER CUALES SON LOS JUEGOS MAS APROPIADOS PARA UN NIÑO?

Para encontrar respuesta a esta y a otras muchas preguntas, de cómo encontrar un equilibrio entre los distintos tipos de juegos, o cuánto tiempo se debería emplear en jugar a cada uno, la psicóloga Amanda Gummer (2016) ha defendido “la dieta del juego”. Al igual que en nutrición, una dieta equilibrada de juego es necesaria para un saludable desarrollo infantil.

Según la pirámide de Gummer, el tipo de juegos que deberían ocupar más tiempo son los juegos activos y los juegos imaginativos. El segundo nivel estaría formado por los juegos en equipo, los juegos de mesa y de construcción, la lectura y los juegos creativos. Gradualmente y en menor medida, en el tercer escalón deberían estar los juegos en solitario. Y por último, en cuarto lugar, el menor tiempo quedaría para los juegos pasivos o videojuegos. Todos los juegos de la pirámide hay que adecuarlos a la edad de cada niño.

Como CONCLUSIÓN decir que los padres son los primeros profesores de los hijos, ya que ellos imitan lo que ven a su alrededor. Por ello, los padres y la familia tienen que ser conscientes de la importancia que tienen en su educación. Los padres proporcionan a sus hijos gran cantidad de habilidades e información necesarias para su crecimiento y desarrollo. Los niños aprenden muchas cosas de sus padres y ¿qué mejor manera que aprender jugando? Por todo ello, la importancia del juego es fundamental en el desarrollo del niño.

Profesor particular, ¿sí o no?
Autolesiones en adolescentes

¡Suscríbete a nuestro blog para no perderte nada!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Escuela de Padres by PsiKids y recibir notificaciones de nuevas entradas.

1
Hola ¿En que podemos ayudarte?
Powered by