Muchos padres ya son conscientes de la importancia que puede tener para un niño la educación y el correcto desarrollo de sus emociones, pero no saben cómo empezar con ello. Te ofrecemos algunas sencillas guías. Si hay un entorno donde es imprescindible que se dé el desarrollo de competencias emocionales, este es el de la familia.

¿Qué significa educar emocionalmente en el entorno familiar?

La implicación familiar es clave para la educación emocional en hijos e hijas y desarrollar competencias emocionales; conjunto de conocimientos capacidades habilidades y actitudes necesarias para comprender, expresar y regular de forma apropiada los fenómenos emocionales.

Ayudar al desarrollo emocional de los hijos significa prepararlos para el presente y para el futuro e implica ayudarles a desarrollar entre otros:

  • la conciencia emocional
  • la regulación de sus emociones
  • la autoestima y la autonomía emocional
  • el sentido de la responsabilidad
  • la tolerancia a la frustración
  • la aceptación de los límites y los fracasos etc.

¿Cómo puedo trabajar la educación emocional desde casa?

Aquí os proponemos una serie de actividades:

Reconocimiento de emociones
  • Dibujar rostros que expresen emociones.
  • Imitar conjuntamente distintas emociones, con la cara o con el cuerpo entero.

aprender-emociones-4

Gestión de emociones
  • El juego y el tiempo libre:es muy aconsejable que este sea un tiempo compartido con los padres, en la medida de lo posible. Ayuda, entre otras cosas, a comunicarse, a tolerar las pequeñas frustraciones y a mejorar el sentido del humor.
  • Potenciar el contacto físico: las caricias y las palabras afectuosas tienen beneficios psicológicos comprobados.

father and daughter playing in bed in the morning

Empatía (reconocer emociones en el otro)

Ponerte en el lugar de tu hijo y ser capaz de experimentar sus mismos sentimientos y emociones. Nunca los desprecies, pues para tu hijo tienen un valor muy importante, y también considera valioso lo que tú opines sobre ellos. Para ejercitar la empatía, lo más importante es escucharles de una forma activa, haciendo un ejercicio de comprensión y de respeto mutuos.

Practicar la empatía es fundamental para que tu hijo también la desarrolle.

Elogiarnos

Dedicar el rato de la merienda o de la cena para decir cosas agradables del otro.

Te regalo mi mejor momento del día

Dedicar un día a la semana a contar cosas agradables que nos han ocurrido ese día y expresar las emociones que han generado en nosotros.

El país de los sueños

Disponer de una zona “para soñar”, “un rincón de los sueños” donde reunirse una vez a la semana y generar un lugar ideal, hablar de cómo nos sentiríamos en ese lugar.

1508926206-98444746gettyimages-521463640-1

Ya son muchos los recursos de los que disponemos hoy en día para poder trabajar las emociones con nuestros hijos. Os dejamos un recopilatorio de cortometrajes para niños que podréis utilizar para hablar sobre cómo se sienten los distintos personajes.

educar emociones

 

Tareas para realizar este verano con los más pequeños de la casa
Ideas para cuidar nuestra alimentación en verano

¡Suscríbete a nuestro blog para no perderte nada!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Escuela de Padres by PsiKids y recibir notificaciones de nuevas entradas.