descargas2

Cada cambio en la vida requiere un proceso de adaptación, e interrumpir el descanso veraniego para reanudar el ritmo del colegio es un gran cambio, no importa las veces que lo hayamos hecho. Esta situación añade un punto de complejidad si tu hijo tiene alguna dificultad o necesidad específica, como puede ser el TDAH, una dificultad de aprendizaje o simplemente se va a producir un cambio de ciclo, con el consiguiente aumento de dificultad.

 
Pretemporada”. Igual que sus jugadores favoritos entrenan antes de empezar la liga, un escolar debería calentar “su cerebro” antes de exigirle el pleno rendimiento. Bien es cierto, que la mayoría de los colegios ya planifican un inicio gradual, pero no esta mal comenzar con algo de entrenamiento los días previos. De hecho lo ideal hubiera sido mantener un ritmo contante de mantenimiento durante el verano, sencillo pero constante. Si tu hijo lo ha hecho, ¡enhorabuena!, sino no pasa nada; planifiquemos esa pretemporada. ¿Cómo entrenar tu cerebro?.

 Objetivos del nuevo curso. No todos los cursos son iguales, ni todas las edades, por supuesto. Cada curso tendrá sus propios retos y objetivos, pero debemos aprender de los cursos pasados sobre las cosas que funcionaron bien, y las que no funcionaron tan bien. Con un rumbo claro desde el principio, será mas sencillo llegar al objetivo final, un junio exitoso. Fijar los objetivos con tu hijo, le ayudará a tener mas claro lo que se espera de él y lo que tiene que hacer.

Pre-Organización. Durante los días previos al inicio del curso, ayude a su hijo a definir una estrategia, ¿cómo se va a organizar?, ¿qué material necesita?, … Elijamos con él un sistema óptimo, preferentemente el del curso pasado si funcionó bien, y sino es el momento de introducir cambios y mejoras. Es posible que el programa P.O.D.E.R. os pueda ayudar.

Necesitamos un buen y visual calendario. Sabemos que el curso empieza en septiembre y termina en junio, pero junio esta muy lejos para nuestros hijos. Entre medias hay puentes, vacaciones, fiestas familiares, … y periodos de exámenes. Estas metas intermedias les van a ayudar a tener una mejor visión del curso. Por otro lado, las semanas tenderán a repetirse, con lo que un planning semanal ayudará a una mejor organización.

descarga“Odisea con el espacio”. Definamos un espacio en casa para el estudio y la realización de las tareas y preferentemente, solo para eso. Ha de ser un espacio tranquilo, sin distractores, confortable, amplio y con buena luz, (pronto llegará el invierno…). Esto ayudará a adquirir un habito de estudio.

Pasear por el colegio. No esta mal dar un paseo por las inmediaciones del centro escolar antes del primer día. Esto ayudara a rebajar la ansiedad del primer día. Una recomendación obligada si tu hijo cambia este año de colegio, y en este caso lo ideal sería incluso entrar y que conozca cual va a ser su aula, el comedor, el patio…

Hay vida inteligente fuera del colegio. También es momento de pensar en las actividades extraescolares. El deporte, los idiomas, la música…, surgen muchas ideas, pero ¿qué es lo que realmente necesita tu hijo?. Esta pregunta no tiene una única respuesta correcta, pero si se puede llegar a una buena solución si se tiene en cuenta: ¿Qué necesita cumplimentar o reforzar?, si tiene un problema con el ingles, parecerá claro que va a necesitar un apoyo en este idioma. Pero no solo pensemos en lo escolar, por ejemplo, si tu hijo socializa regular, una actividad de grupo (por ejemplo deporte, pero no solo) será interesante. Y quizás lo mas importante ¿qué quiere hacer tu hijo?, estas actividades suponen un extra, le será mas fácil llevarlas a cabo si realmente le gusta. Y todo esto pensando que el invierno es muy largo y necesitará tiempo para ser niño. Se debe evitar sobrecargar la agenda.

Help please!. Si tu hijo puede tener alguna dificultad lo mejor es la anticipación. Si no hemos hecho nada diferente con respecto al curso pasado y nos dimos cuenta al final que le hizo falta ayuda, este curso planifiquémosla desde el principio. Mejor ahora que no en enero, con 2 suspensos, tu hijo desmotivado y la familia enfadada.

¿Qué tipo de ayuda?. Todo ayuda es valida, pero mejor será conseguir la que tu hijo necesita. Un apoyo en casa puede ser suficiente, o puede cronificar otro problema que necesitaría de una solución específica. Si tienes duda, consulta con un especialista.

Keep calm & work hard
¿ Qué son las Dislalias?

¡Suscríbete a nuestro blog para no perderte nada!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Escuela de Padres by PsiKids y recibir notificaciones de nuevas entradas.