Por Carlos Garcia. Psicólogo en Psikids El Viso.

COACHING Y TDAH  (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad)… MODA O REALIDAD

Hablar de ambos temas hoy puede parecer una frivolidad, un guiño a la moda, ya que son términos que la inmensa mayoría parece conocer e, incluso en el caso de TDAH, dominar hasta el punto de “sentar cátedra” sobre su realidad o invención…

Hoy no quiero entrar en ello, pero sí mostrar para qué, un grupo de Coachs nos dedicamos al trabajo con personas que sufren un TDAH y que se puede esperar de nuestro trabajo.

Por empezar por el principio, los antecedentes, la primera mención del Coaching aplicado al TDAH aparece hace más de 10 años en el libro “Driven to Distraction” (Edward M. Hallowell and John J. Ratey) donde definen el objetivo del Coach: 

“Ayudar al paciente a dejar de lado hábitos perjudiciales y reemplazarlos por conductas que le faciliten cumplir con sus responsabilidades y metas” 

Por tanto, parece que no hablamos de una moda, o cuando menos una realidad tan estable en el tiempo como los vaqueros…

Como sabemos, el TDAH puede traer serias consecuencias en la vida de una persona si no es diagnosticado y tratado adecuadamente. Estudios científicos dan cifras alarmantes sobre su incidencia en niños, adolescentes y adultos, que presentan pobre desempeño, abandono de escuela o universidad, problemas laborales y maritales, etc.

Una parte considerable de estos problemas se deben a la afectación de las funciones ejecutivas en las personas con TDAH. Como resultado de esta afectación tienen dificultades para organizarse, para medir las consecuencias antes de actuar o para controlar sus emociones.

El Coaching para TDAH trabaja directamente en estas funciones ejecutivas, apoyando a la persona en la elección de su futuro, aprendiendo nuevas habilidades y re – potenciando las que ya tiene. Para lograr esto, se establece una sociedad entre la persona con TDAH y el Coach, en la cual este último le da constante aliento y soporte, además de brindarle una serie de estrategias que le permitan desenvolverse de manera asertiva y lograr su objetivo.

Un punto importante del Coaching para el TDAH es despertar la conciencia de la persona sobre su trastorno —para aprender a manejarlo— y sobre las consecuencias de sus actos. Las personas con TDAH están cansadas de fracasar y muchas veces necesitan a alguien fuera de su entorno ante quien ser responsables de sus acciones. El Coaching les ofrece esta posibilidad porque ayuda a contrarrestar su tendencia a sabotearse a sí mismas. Otra de sus contribuciones es generar estructura, responsabilidad, fijar metas, organizarse, establecer prioridades y manejar el tiempo de la mejor manera posible.

En definitiva el Coaching para TDAH trabaja desde un punto de vista positivo, no pretende resolver las causas del problema sino más bien apunta a desarrollar estrategias para superarlo. Por ello, se preocupa de encontrar las fortalezas de la persona y hacerla consciente de las mismas para, a partir de ello, que establezca sus metas y conseguirlas.

Les propongo ponernos los vaqueros y salir a disfrutar la vida, ¡hoy es un día excelente!

 Fdo. Carlos García Otero. Psicólogo y Coach Certificado ACC. Psikids El Viso