En este nuevo post me gustaría compartir visiones sobre dos nuevas disciplinas de Coaching :
Wellness y Health Coaching . El principio de ambas es claro, la salud personal.

En nuestro entorno occidental se ha desarrollado un complejo sistema sanitario basado en la enfermedad, en la resolución de problemas de salud, creando centros públicos y privados de mayor o menor especialización de trabajo sobre la enfermedad de forma paliativa. En paralelo también se desarrollan cada día mejores políticas y programas preventivos de esa tan temida enfermedad que nos acompaña desde nuestra creación y de la que un alto porcentaje no se siente capaz de alejarse a lo largo de su vida.

En este contexto se han desarrollado estas dos disciplinas de Coaching con el objetivo que la persona se re-conozca de forma positiva en sus valores para afrontar sus limitaciones y alcanzar su máximo potencial.

Wellness Coaching o Coaching para el Bienestar

Tiene un carácter preventivo. Su objetivo es superar el concepto clásico de salud hacia un proceso de autodirección y autorrealización personal de logro de su máximo potencial en las dimensiones de Bienestar Físico, Ocupacional, Intelectual, Espiritual, Emocional y Social.

El proceso trabaja el reconocimiento y aceptación del estado de la persona para definir sus propósitos de bienestar en cada una de las dimensiones. Las sesiones se apoyan en el estilo de vida Wellness, en los principios de la Psicología Positiva y sobre todo, en el instinto natural del ser humano a estar bien, sano, adaptado a su entorno y satisfecho.

Health Coaching o Coaching de Salud

Es un proceso de transformación, que parte del “paciente pasivo”. El proceso busca la capacitación del paciente en su tránsito a “paciente activo” o quizás mejor, “proactivo”, responsable de su salud y su mejor cuidado.

El Coach le facilita su camino para alcanzar su objetivo de salud, el que cada uno estima como poderoso y distinto de otro, en mejora de estilos de vida, prevención de enfermedades o mejor manejo de estados crónicos, con sesiones basadas en el diálogo y la acción en diversas áreas como nutrición, ejercicio, actitud, relaciones, actividades, hábitos, etc.

Parte de la consciencia de que su situación no es suficiente para sostener su estado óptimo ya que le está generando frustración por no conseguir los cambios deseados para, tras este re-conocimiento, iniciar su entrenamiento en habilidades de acción sobre estilos de vida y conciencia que le permitan sostener su estado saludable o manejar su enfermedad de forma activa y sus perspectivas de actuación, incluido su diálogo en las consultas profesionales.

¡Que tengan un día saludable!

Dislalia, ¿Qué es y cómo tratarla?
Las Manías en los Niños

¡Suscríbete a nuestro blog para no perderte nada!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Escuela de Padres by PsiKids y recibir notificaciones de nuevas entradas.