10 claves para disfrutar el verano

Por Mª Jesús Barrio. Psicóloga en Psikids El viso
Cuántos pensamientos y emociones dedicados a las vacaciones y qué larga se hace la espera… ¡pero qué rápido pasan!

Destinamos tanto tiempo a recrearnos en ese momento que parece que nunca llega, que cuando lo alcanzamos estamos sufriendo porque no se pase, y entretanto, andamos sintiéndonos desventurados porque no es directamente proporcional, ni tan siquiera mínimamente justo, el tiempo de trabajo al tiempo de descanso a lo largo del año.

Pero si entramos en temas de justicia, lo que no es cabal es que pasemos por nuestras vacaciones sin pena ni gloria, perdiendo el tiempo con quejas y desdichas en detrimento de un buen descanso y disfrute.

Así que, este verano no dejes que el tiempo pase sin enterarte y date cuenta de lo que haces, es la manera óptima de disfrutar de aquello tan valioso y pasajero de lo que dispones. Para ello, te damos algunas claves:

– Céntrate en el aquí y el ahora. Por mucho que te lamentes, las vacaciones no van a retardar su final. Disfruta de cada una de las actividades que te plantees y saca el lado positivo de cada una de las experiencias.

– Fíjate objetivos. Que cuando llegue el momento de incorporarte al trabajo no lo hagas con mal sabor de boca pensando que en el camino has dejado de hacer actividades de tu agrado.

– Busca tiempo para descansar. Da importancia al ocio pero encuentra momentos de desconexión; no conviertas tus vacaciones en un sinfín de obligaciones y planes por hacer y vivas la vuelta con tanto cansancio como si no te hubieras ido.

– Prioriza. Que tus planes no supongan una carrera a contrarreloj y ello te cause angustia; trata de llegar a un equilibrio y no caigas en excesos de los que luego sólo te arrepientas.

– Aprende a decir no ante “planes obligatorios” que nada te aportan.Claramente la familia es importante,pero no debe abarcar la totalidad de tu tiempo si esto supone estrés. Hay espacio para todo y todos si te organizas bien; marca tus límites.

– Practica actividad física y deporte que no puedes realizar durante el año y que tanto te favorece. Salir de la rutina no implica dejar de cuidarte, si el ejercicio te gusta y acrecienta tu bienestar, es buen momento para practicarlo; ten en cuenta que en esta época aparecen deportes que en otras estaciones son imposibles de llevar a cabo.

– Dedica tiempo a tus hijos y a tu pareja pero no te olvides de ti mismo. Las vacaciones deben ser vacaciones para todos. Si necesitas tomarte un rato a solas para hacer algo de tu agrado y te lo puedes permitir, no dudes en buscar tu momento, tendrás mayor sensación de disfrute y le darás valor a tu tiempo desde otra perspectiva.

– Dedica más tiempo a los tuyos si el resto del año no dispones de él. Es buen momento para pasar ratos divertidos en familia y llevaros buenos recuerdos del verano grabados en la retina.

– No obuses de las nuevas tecnologías. Trata de desconectar también del móvil y otros aparatos que tanto tiempo te quitan y esclavizan.

– Ve al cine, sal a tomar algo, pasea, lee, baila, broncéate… imagina aquello que te gustaría hacer y busca la forma de emprenderlo. Permítete tomar la determinación de qué es lo que realmente te gusta hacer y ponte manos a la obra.

En definitiva, el verano y las vacaciones no se han creado para sobrevivir sino para vivir-las.

¡Disfruta, vive, sé feliz!

 

Sí, los niños también deben aburrirse en verano
Cómo evitar que nuestros hijos abusen de las nuevas tecnologías en verano.
Comparte...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

¡Suscríbete a nuestro blog para no perderte nada!

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a Escuela de Padres by PsiKids y recibir notificaciones de nuevas entradas.